free web stats

TERAPIA SEXUAL YA

Sexualidad Feliz = Personas Felices

publicado por: Helena Sánchez Hernández. Etiquetas: comunicación,sinceridad

Me marcho de vacaciones hasta el 6 de septiembre, pero antes de irme quiero dejaros mis reflexiones acerca de un tema importantísimo que os puede resultar muy útil para este periodo vacacional.

Terapia Sexual YA



Esta semana quiero hablar de la sinceridad. La sinceridad se considera un valor hoy en día ya que está relacionado con la honestidad, pero antes de continuar voy a definir el término.



La palabra sinceridad viene del latín Sinceritas y según la definición de la RAE es la sencillez y la veracidad en el modo de expresarse y de comportarse libre de fingimiento. 

Como decía, la sinceridad está relacionado con la honestidad y también con lo auténtico. Si nos rodeamos de personas sinceras tendremos la tranquilidad de que nunca nos van a engañar porque no van a fingir delante nuestro y esto nos da tranquilidad porque nos sentimos seguros y confiados.

Sin embargo, en este post quiero hablar de la sinceridad mal entendida. Y es que algunas veces consideramos importante soltar todo lo que viene a nuestra cabeza sin una mínima reflexión y sin calibrar el daño que puede ocasionar.

En realidad, esto no es sinceridad sino sincericidio, una palabra que seguro habréis escuchado ya que se habla mucho de ella. Pues bien, sincericidio es comunicar nuestra opinión de manera ineficaz, sin tener en cuenta el impacto o daño que puedas causar al otro. Algunas personas consideran que esto es positivo porque sería lo contrario a la falsedad, por tanto, esta idea refuerza que esta forma de comunicar se de una y otra vez.

Yo lo comparo con un homicidio ya que muchos sincericidios juntos hacia la misma persona puede ocasionar la muerte de la relación con ella. En el homicidio hay una muerte y en el sincericidio puede morir la relación que manteníamos con esa persona.

Sabéis que siempre me gusta hacer unas preguntas que posibiliten una reflexión acerca de los temas de los que escribo. No tenemos la costumbre de mirarnos hacia dentro y estas preguntas posibilitan pensar en lo que hago, para que lo hago y que quiero conseguir con ello.


  • ¿Eres de las personas que se comunican de esta manera o por el contrario comunicas teniendo en cuenta el impacto que puede producir en los demás?
  • ¿Tienes el mismo grado de sinceridad con todas las personas? ¿A que se debe?
  • ¿Con que personas la tienes y con cuales no?

Esta reflexión puede servir para darse cuenta que las personas con las que ejercemos el sincericidio son aquellas con las que tenemos cierta o total confianza, por ejemplo la pareja, o las amistades. En cambio, tenemos mayor cuidado en como comunicamos con nuestros jefes porque esto puede tener una implicación grave como puede ser un despido o amonestación. Sin embargo, decir a nuestra pareja lo que pensamos de una manera poco eficaz también puede tener consecuencias, otra cosa es que no seamos conscientes.


CONSEJOS PARA COMUNICARTE MEJOR

  • Piensa antes de comunicar el impacto que tiene sobre esta persona, porque ese impacto también te afectará a ti
  • Pon un filtro a la hora de comunicar. Al igual que antiguamente utilizábamos un colador para separar la nata de la leche, utiliza un colador imaginario para separar lo que no es necesario decir y lo que si es necesario.
  • Comunica con amor. No tiene el mismo impacto decir las cosas con cariño y cuidado que hacerlo de cualquier manera. La sinceridad y el amor pueden ir juntos.
  • Trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti. Puede ser que te guste que te digan las cosas de manera veraz, pero seguro que no te gusta que te lo digan atacándote. Hazlo igual tu
  • Reflexiona que quieres conseguir comunicando tu opinión y si la forma que tienes de hacerlo te hace conseguirlo o por el contrario provoca el alejamiento de la otra persona

Estas vacaciones son un buen momento para observar como nos comunicamos con nuestros compañeros/as de viaje. Si a la vuelta te apetece contarme aquí estoy.
FELICES VACACIONES