TERAPIA SEXUAL YA

Sexualidad Feliz = Personas Felices



Terapia Sexual YA


Cual es mi sorpresa cuando cuando trasteando por internet, leo el titulo de este artículo.” Los siete tipos de pecho que puede tener una mujer”. ¡¡¡Qué curioso!!! Yo solo tengo dos, uno mas asimétrico que el otro, pero dos al igual que el resto de mis amigas y mujeres que conozco. Desde luego sería un problema que tuviera siete, no sabría donde colocarlos y no ganaría para sujetadores.

http://es.vida-estilo.yahoo.com/post/141094184408/los-siete-tipos-de-pecho-que-puede-tener-una/photo-si-tus-pezones-apuntan-hacia-1458058821224.html


Bromas aparte, el artículo habla de los diferentes pechos de las mujeres. Según ellos, unos apuntan al este y al oeste, otros son redondos y separados y otros son tipo campana. ¿Es posible que en pleno siglo XXI existan este tipo de artículos? El problema no es que se hable de pechos sino que este tipo de publicidad o artículos condicione tanto a algunas mujeres que se pueden clasificar a si mismas en función de su pecho, o en función de su culo o en función del tamaño de sus muslos y esto a su vez las condicione a la hora de disfrutar de su sexualidad.

Los hombres tampoco se libran y me doy cuenta cuando tecleo en google la palabra pene. Al observar los resultados me doy cuenta que muchos de ellos (la mayoría) hablan del tamaño. El tamaño del pene se asocia erróneamente con la potencia y con la capacidad para hacer disfrutar a una mujer. Cuando un hombre piensa en la potencia del pene, le viene a la cabeza el aguantar más tiempo la erección. Todo esto está relacionado con la virilidad y con la idea que tienen los hombres de ser muy hombres.

Potencia sexual= Erección dura×Erección duradera×Pene grande.

Este tipo de clasificaciones de pechos y de penes traen de cabeza a muchas personas, especialmente a las más jóvenes que sienten gran presión por gustar, por generar atractivo hacia los demás. Y todo esto condiciona la vida sexual porque al final no disfrutamos de ella. Si las mujeres estamos pendientes de si se caen los pechos cuando estamos en una relación sexual y el hombre está pendiente de lo que tiene entre las piernas al final deja de existir la espontaneidad , baja el deseo y las ganas de tener un nuevo encuentro. El deseo sexual, es decir las ganas de estar con alguien es muy frágil y se puede ver afectado por muchas cuestiones y una de ellas es lo que acabo de mencionar. En nuestra preocupación nos convertimos en espectadores de nuestra película juzgando lo que hacen los protagonistas que no somos mas que nosotros/as

Ni el tamaño ni la forma de los pechos, ni un pene de 16 centímetros hacen disfrutar mas en el sexo. De hecho hace poco un hombre me decía que a él le daba igual el pecho que tuviera cada mujer, si eran grandes le parecía estupendo, si eran pequeños también, si eran asimétricos igual le daba. Le importaba que la mujer le inspirara, lo demás le daba igual.

Pues con los penes pasa lo mismo. ¿De verdad seguís pensando que el tamaño importa? ¿Para qué importa?¿Es para la publicidad porque hace lucir mejor la ropa interior de última moda?¿O es para pasarlo bien en la cama? ¿Qué sensación pensáis que tiene una mujer cuando es penetrada por un pene grande?

El mayor órgano sexual está en la cabeza. Si te gusta un hombre y este es interesante en la conversación, inteligente, te besa bien, os entendéis sexualmente y saltan chispas cuando estáis juntos, ¿de verdad cuando se baja los pantalones te vas a fijar en si su pene mide un centímetro más o un centímetro menos?. Además mujeres, como llegáis al orgasmo más fácilmente? Con la penetración o con la estimulación de vuestro clítoris? Y para ello que es más importante? ¿Un pene grande o que te lo sepan tocar? Y vosotros hombres. Realmente os importa que como dice el artículo que mencionaba si un pecho mira para el este y otro para el oeste? Estoy segura de que no. Condiciona esto vuestro placer, condiciona vuestros orgasmos? Entonces porque tanta preocupación de que hacer para tener un pecho bonito, que sujetador se ajusta más a tu cuerpo, siete tipos de pechos diferentes. ¿Por qué? ¿Para que?

Muchos hombres y muchas mujeres queremos estar con personas de verdad, con personas auténticas. Con personas con las que puedas disfrutar dentro y fuera de la cama. Con quien puedas compartir risas. Con quien puedas dar un agradable paseo. Con alguien que te bese bien. Con alguien que comprenda nuestros agobios. Con alguien que escuche tu cuerpo y sepa aprender cuando le dices que te gusta que te toque aquí o allí.

Ah, y no se os olvide algo. Para enseñar a la pareja(estable o esporádica me da igual) lo que nos gusta, tenemos que tenerlo claro antes nosotros/as. Y para ello hay que conocerse eróticamente y buscar el propio placer. Pero esto ya será otro artículo.

Besos y abrazos. Si os gusta compartid