TERAPIA SEXUAL YA

Sexualidad Feliz = Personas Felices



Terapia Sexual YAMe encanta hablar del amor. ¿Y a quien no le gusta? Todos hemos estado enamorados alguna vez en nuestra vida y es un sentimiento maravilloso que se va fraguando a diferente ritmo según cada persona y cada relación. Pero al igual que el amor va creciendo y se desarrolla, también ocurre con el desamor.

Retrato, Enfado, Personas, Pareja, Enfadarse, Malestar

¿Habéis escuchado alguna vez a alguna persona quejándose de que la relación con su pareja se rompió de repente? Lo cierto es que una pareja no se rompe de repente y el desamor(es decir, la falta de amor hacia aquel o aquella a quien hemos querido profundamente) va apareciendo en nuestra vida por diferentes razones. Algunas de ellas son no sentirse comprendido , que no te tengan en cuenta, no dedicar tiempo a la relación, una sexualidad no satisfactoria... Esto genera un sentimiento de tristeza, abandono que va en aumento. Así que de la misma manera que el amor aparece en nuestra vida, el desamor también.

Según la Psicóloga Fina Sanz existen dos tipos de desamor: De dentro a fuera o de fuera a dentro.

El desamor de dentro a fuera es aquel que va surgiendo en nuestro interior. La persona que nos atraía, que nos gustaba y a la que amábamos pierde nuestro interés, descubrimos que no tenemos tantas cosas en común como creíamos o vemos cosas que nos desagradan o la pareja hace algo que consideramos incorrecto y esto crea una crisis. Quien que experimenta el desamor en su interior lanza una serie de avisos. Huye de las relaciones sexuales o las distancia, disminuyen las muestras de cariño, ya no quiere compartir el tiempo de ocio. Todo esto acompañado de cambios de humor, irritabilidad, tristeza. Aunque estos signos existen, el otro miembro puede no verlos. De ahi la queja de muchas personas que acuden a consulta y comentan que no se esperaban la ruptura y que la pareja les dejo sin casi esperarlo. Pues si, las señales existen, otra cosa es que no queramos verlo o pensemos que la cosa no es para tanto.
Una de las emociones que experimenta la persona que quiere dejar la relación es la culpabilidad. Y esto a pesar de que todos estamos en nuestro derecho de romper , pero la culpabilidad existe y es mucho mas común en hombre que en mujeres. No es extraño. A las mujeres siempre se nos educo para cuidar el hogar, la pareja y no desatar conflictos. Cuidar y no hacer daño. Por eso tememos el dolor que le vamos a ocasionar al otro. Pero pensemos en el daño que nos haremos a nosotras mismas si continuamos en esta situación.

El otro tipo de desamor es el de fuera a dentro. Es decir cuando vivimos el desamor por parte de la otra persona aunque nosotros la sigamos amando. La verdad es que es un trago amargo que tiene diferentes etapas marcadas por una serie de sentimientos.

Incredulidad. Cuando recibimos la noticia, no nos lo creemos. Esto ocurre porque es tan terrible, que a veces pensamos que estamos viviendo una pesadilla y que un momento u otro vamos a despertar.


Negociación.Intentamos recuperar al otro ofreciendo cambiar lo que no le gusta, incluso podemos llegar a aceptar lo inaceptable por ejemplo tener una relación con la pareja a la vez que está con otras personas.


Negación. Cuando no aceptamos la situación estamos negando lo evidente. Pensamos que el otro puede volver aunque ya nos haya dicho que no es posible


Tristeza. Somos incapaces de realizar actividades placenteras. En esta etapa te duele todo desde el corazón hasta el alma y va acompañado de un descenso de energía. Si pudiéramos nos pasaríamos todo el tiempo en la cama y no iríamos ni a trabajar de lo mal que nos encontramos. De hecho algunas personas cogen la baja laboral por este motivo.

Cólera. Sentimos rabia, nos sentimos burlados por la otra persona y la consideramos el motivo por el que estamos sufriendo tanto. La tristeza, la rabia y la culpa pueden llegar a entremezclarse en determinados momentos, de echo se puede pasar de la tristeza a la rabia y de la rabia a la tristeza. No hay reglas fijas y depende de las personas. Cada una lo vive de manera diferente pero si es cierto que existe mucho dolor y desesperación.

Culpa. Nos culpamos por haber hecho cosas que hayan alejado al otro o por haberlas dejado de hacer.
Aceptación. Cada persona tarda un tiempo variable en llegar a esta fase. Algunas personas necesitan mas tiempo y otras menos
Todos estos sentimientos pueden darse uno a uno, pero lo más común es que se entremezclen y nuestra vida en ese momento es un terremoto de sensaciones negativas.

CALMA. Consejos para superar el mal trago


  • Date permiso para sentir el dolor. Este es una reacción natural de nuestro cuerpo ante un hecho tan estresante como una perdida. Si lo negamos o anulamos saldrá mas adelante en forma de dolores articulares u otros tipos de enfermedad. Expresa la tristeza llorando todo lo que sea necesario.

  • Date permiso para sentir rabia. Estas en tu derecho, es normal sentirse herido. Expresa tu rabia de una forma saludable. Corriendo, pegando puñetazos a un saco de boxeo, escribiendo una carta a la expareja aunque luego no se la enviemos.

  • Cuando estés preparado y solo cuando lo estés ve retirando poco a poco los objetos del otro, para dejar espacio para una vida nueva.

  • Sal a la calle aunque no te apetezca. El dolor no desaparecerá pero al menos te sentirás mejor.

  • Relacionate con los demás aunque no te apetezca. Necesario para tu salud mental.

  • Date tiempo para recuperarte. Cada persona necesita el suyo.

  • No hagas caso de las personas que te digan que no estés triste. Lo dicen con buena intención, pero lo que toca ahora es la tristeza. Ya vendrán tiempos mejores.

  • No veas a tu ex. A veces lo hacemos con la esperanza de recuperar al otro, pero es muy doloroso y suma tristeza a la tristeza que ya tienes. Si quieres superar esto deberás dejar de verle, quizás mas adelante podáis tener una bonita amistad.

  • Si ves que no puedes superarlo por ti mismo, acude a una terapia. No es milagrosa ni te quitara el dolor, pero te ayudara a encarar la situación de otra manera y sera una especie de medicina en este momento.

Espero que os haya gustado. Si es así compartir.