TERAPIA SEXUAL YA

Sexualidad Feliz = Personas Felices



Terapia Sexual YA

El fin de semana pasado tuve el gusto de asistir a las Jornadas organizadas por la Fundación Sexpol acerca de Sexualidad y Diversidad Funcional. Siempre es un placer reunirse con profesionales para hablar del apasionante tema de la sexualidad, especialmente si es tan controvertido como este.


Me gustaría compartir en este post mis inquietudes, todo lo aprendido y reivindicar el derecho a la sexualidad para las personas con diversidad funcional. He aquí mis conclusiones.


El término diversidad funcional surge para sustituir a las palabras discapacitado o minusválido. Os explico porque y para que
El prefijo dis denota negación o carencia de algo. Por ejemplo disconforme es que no esta conforme con algo, disentir que no esta de acuerdo, distraído que no esta concentrado. Según esto, discapacidad seria la persona que no tiene capacidad. Esto no es cierto, ya que todos tenemos capacidades, unos en unos ámbitos y otros en otros. Asimismo la palabra minusválido estaría compuesto por dos palabras: minus y valido. Es decir menos valido. ¿Qué quien? Que el resto de las personas
Desde mi punto de vista esta manera de nombrar es bastante peyorativa además de no ajustarse a la realidad y por ello es necesario utilizar otros términos y nombrar de otra manera. Y esa otra manera es hablar de personas con diversidad funcional frente a personas minusválidas o discapacitadas. Es decir, personas que funcionan de manera diversa o diferente del resto de la sociedad. Una persona ciega utiliza las manos para ver y yo que no lo soy utilizo la vista, ambos vemos pero de manera diferente.

Esta claro que las personas con diversidad funcional han sufrido la discriminación en sus carnes. Discriminados laboralmente, discriminados socialmente, discriminados amatoriamente y discriminados sexualmente.
¿Porque? Porque a todas las discriminaciones anteriores se suma la sexual. ¿Cómo va a tener sexo una persona con síndrome de Down? O tetrapléjica, o autista, o sorda. ¿Como? ¿Donde? ¿Con quien?¿Porque? A lo que yo respondo Como quiera, donde quiera, con quien quiera y por lo que quiera.

La sexualidad es una parte fundamental en nuestra vida. Nos proporciona placer, incrementa nuestro bienestar, autoestima, nos hace sentir de MARAVILLA. ¿Porque unos tienen derecho y otros no? ¿Porque parece que en la sociedad en la que vivimos, la sexualidad solo la pueden practicar las personas jóvenes, guapas, con cuerpo 10? No nos imaginamos a dos personas de 80 años practicando sexo oral o a una persona con sobrepeso, ya no os digo nada con una persona tetrapléjica, o con una persona sorda, o con una persona autista, etc, etc.

Sexo sigue siendo tabú. Es verdad que se consume, pero no se habla del tema con normalidad. Se piensa que el sexo solo pueden practicarlo determinadas personas o colectivos. No pensamos que la sexualidad es un derecho de todos y todas. De las personas con más de 50 años, de las mujeres con menopausia, de los hombres operados de próstata, de las personas tetrapléjicas, de las personas en silla de ruedas, de las personas con sordera, de las personas que se comunican con lengua de signos…..en definitiva de las personas sean como sean.

El documental Yes,we fuck con Raul de la Morena y Antonio Centeno como directores, visibiliza la sexualidad de estas personas. Reclama el derecho de todos y todas a tener una vida sexual plena y satisfactoria, habla de la polémica figura del asistente sexual. Dicha figura implantada en otros países europeos y aun negados en el nuestro, ayuda a las personas con diversidad funcional a tener vida sexual.

Por último deciros que la sexualidad no solo es practicar el coito. Esta es una práctica más, y es la que más se utiliza, pero no es la única. Sexualidad es besar, tocarse la espalda, acariciar las manos, mirarse, chuparse, olerse, restregarse, fantasearse. Un hombre no es un pene, una mujer no es una vagina. Somos cuerpo, cuerpo diverso, cuerpo deseante. Somos piel. Involucremos todo el cuerpo en la sexualidad y no solo los genitales.