TERAPIA SEXUAL YA

Sexualidad Feliz = Personas Felices



Terapia Sexual YA

El motivo de este artículo es dar mi opinión acerca de la exposición Genitarte que organizó la Fundación Sexpol a mediados del mes de Febrero en Madrid. Y para ello voy a aclarar brevemente que es Genitarte y la Fundación Sexpol.

Fundación Sexpol es una organización de profesionales del ámbito de la Psicología y de la Sexología que llevan funcionando en Madrid desde 1982. Más de 30 años de experiencia atendiendo a personas con dificultades en su vida sexual y/o de pareja. Yo misma me formé allí como Sexologa así que les conozco muy bien.

Genitarte es una exposición realizada por la Fundación Sexpol. La exposición muestra una parte de nuestro cuerpo, los órganos genitales de las mujeres. Sus vaginas, sus vulvas, sus clítoris se representan a través de dibujos y otras representaciones artísticas.

Dicha exposición ha ocasionado un revuelo más que increíble calificándose de vergonzosa, impropia, indecente. Algunos medios de comunicación se han pronunciado diciendo que era una falta de gusto estético y una falta de responsabilidad hacia la infancia, escandalizados porque para acceder al centro los niños tienen que pasar por delante de la exposición.

Como Psicóloga Sexóloga y habiendo sido alumna de la Fundación Sexpol no puedo por menos de dar mi opinión en este post.
Ante el revuelo ocasionado me gustaría lanzar las siguientes preguntas

¿Estamos realmente liberados, tal como decimos, ante la sexualidad?

¿Qué nos asusta de contemplar una vagina?

¿Nos asustaría igual si fuéramos a una exposición de esculturas de manos?

¿Por qué es indecente mostrar una parte del cuerpo femenino que tenemos todas las mujeres y que además ha servido para traer hijos al mundo?

Que cada uno conteste según su criterio pero me siento en la obligación de hacer reflexionar ante este tema polémico.

Lo cierto es que la Sexualidad sigue siendo un tema tabú. Si no fuera así estas reacciones no hubieran ocurrido. Varias personas se han quejado de que la exposición esta a la vista del público infantil. Es que es precisamente donde debe comenzar la educación y la información sexual , en la infancia y explicando muy bien y claramente lo que son las cosas. Explicando que es una vagina, que es una parte del cuerpo al igual que lo son las manos, los brazos o los pies. Explicando para que sirve. Explicando sus partes. Explicando con un lenguaje sencillo. Y que mejor forma de explicarlo que con dibujos, algo que los niños realizan constantemente. Si no somos capaces de explicar a los niños algo como esto, es que sentimos vergüenza. La vergüenza es algo muy común cuando hablamos de este tema. Si nos da vergüenza esta exposición es que nos relacionamos con la sexualidad con pudor, como si fuera algo que hay que ocultar. Esta exposición muestra órganos genitales de mujeres y dentro de estos tenemos las vaginas que han servido de canal para el parto, así que ya tenéis una función más que importante para hablar a los niños de ellas. Y además es una parte del cuerpo que puede enfermarse. Si no hablamos con normalidad de esto, una niña no hablara claramente si tiene dolores o picores en esa zona. Se callará porque ha aprendido a través de sus mayores que no debe hablar de este tema.

Y dentro de los órganos genitales también tenemos el clítoris que juega un papel importantísimo en la sexualidad de las mujeres. Si las niñas y niños conocen esto desde pequeños y se les da esta información de manera normalizada, de mayores tendrán una sexualidad sana y sin conflictos. Los problemas en la sexualidad es una de las cosas que más sufrimiento causa en las personas y en las parejas repercutiendo negativamente en la relación. A veces no se entiende, no se sabe que pasa, nos da miedo consultar, nos da miedo ir al Sexólogo a preguntar por nuestro problema. ¿Por qué? Por vergüenza. Vergüenza que viene desde la infancia porque no se hablo de este tema como algo normal. Porque no se hablo de los órganos genitales como se nos hablo de nuestras manos o nuestros pies. Porque todo lo referido a sexualidad se callaba o se trataba con una risita o con vergüenza.


Recuerdo con cariño cuando recorría los pasillos de la Fundación Sexpol y encontraba cuadros de genitales feméninos que habían realizado con amor mis compañeras del centro. Estoy más que familiarizada con esos cuadros y me gusta que se visibilice y normalice. Nuestros genitales son hermosos y sirven para algo. Sirven para dar vida, para sentir placer, para comunicarte con tu pareja y también para sentirnos vivos. Ojalá existan muchas más exposiciones como esta que sirvan para educarnos sexualmente y entender la maravilla de la Sexualidad