TERAPIA SEXUAL YA

Sexualidad Feliz = Personas Felices

SEXO A DIARIO
22-09-2015

Etiquetas: deseo,sexo,sexualidad


Terapia Sexual YA

¿Os imagináis el reto de tener sexo a diario con nuestra pareja?


En los inicios de una relación esto no ocurre porque todo es nuevo y estimulante y por muy cansados que estemos siempre sacamos las fuerzas para saborear al otro/a.

Cuando pasa el tiempo, la rutina entra en nuestra vida y esto unido a las obligaciones, los hijos, las jornadas maratonianas de trabajo, el estrés del día a día, etc, etc no hacen muy apetecible el hecho de llegar a casa y ponerte a una sesión de ejercicio sexual.

¿Me equivoco?

Para los que lleven poco tiempo en una relación puede parecer de lo mas apetecible, pero los que llevan ya varios años de convivencia seguro que se llevan las manos a la cabeza.

Que nos lleva a esta situación. Aparte de lo que he mencionado, estas son algunas de las cosas:


  • A veces las parejas solo comparten los marrones. Las parejas cuyos intercambios son positivos son mas proclives a tener sexo.

  • Dejamos el sexo para el final del día. Después de resolver todos los problemas cotidianos de la vida y saber que el despertador sonara a las 8 en el mejor de los casos, ¿quien es el guapo o la guapa que se pone a hacer el salto del tigre? Muy apetecible no parece no.

  • El sexo con el tiempo se convierte en sota, caballo y rey. Un ejemplo de ello es que no concebimos una sesión amatoria sin un coito o sin un orgasmo. Y digo yo, ¿siempre tiene que ser así? que aburrimiento, ¿no?

  • Enfados ocultos. Es decir cuando estamos cabreados con algo que ha hecho nuestra pareja y no se lo hemos dicho y ni el o ella lo ha detectado. Cuando algo no se resuelve la primera afectada es la sexualidad, deja de apetecernos y esto nos afecta más a las mujeres que a los hombres.

Por todo esto puede ser un gran reto y/o utopía la idea de tener sexo a diario. Algunas personas lo han hecho y han contado su experiencia. Douglas Brown y su mujer decidieron tener sexo a diario durante 101 días. Para ellos solo era válido si existía coito. Se aceptaba el sexo oral pero se consideraba preliminar. Los beneficios que encontraron fue una mejora de la comunicación que fue mas clara y mas honesta. De esta experiencia salio el libro Just do it. Simplemente hágalo.

Yo digo si al sexo diario, pero al sexo que no nos desgaste.

Porque el sexo no solo es coito
El sexo no solo son orgasmos
El sexo no solo son caricias en nuestros genitales
El sexo es eso y también mucho muchísimo más.

Voto por un sexo que no nos desgaste físicamente, por un sexo mas amplio lejos del sota, caballo y rey. Por un sexo que nos haga desear una caricia. Besos, abrazos, caricias en el pelo, roces en la espalda, miradas, jugueteos de manos. ¿No me digáis que esto no lo podemos practicar a diario? Si podemos y no tenemos que hacer ninguna clase de gimnasia extra a última hora de la noche. Porque el sexo es todo lo relativo al disfrute del cuerpo, así que si no tienes tiempo para una sesión con coito y orgasmo incluido, date un homenaje mirando a tu pareja a los ojos, acariciando y dejándote acariciar la espalda(por ejemplo). Estos pequeños gestos sexuales que a veces no valoramos crean intimidad en la pareja y ayudan a mantener un buen nivel de deseo que luego pasados unos días pueden desembocar en una noche salvaje.
Porque la sexualidad comienza mucho antes de que empecemos a tocarnos.